Talavera de la Reina

Festejos Videos

Fiestas de Las Mondas
Fabricación Bastón de Mondas
Érase una vez las Mondas de Talavera de la Reina
INTRODUCCIÓN

La historia de una ciudad está formada por una serie de hechos que vienen a ser los eslabones que unen el pasado con el presente. La pincelada sola descubre un color, la suma de pinceladas, con la perspectiva del tiempo, nos introduce en la grandeza del cuadro. Talavera hoy es una realidad, pero está construida sobre un pasado que fue semilla, para elevar su talle hasta la realidad de hoy. Todo el marco histórico es lo que vamos a descubrir y es lo que ha servido para comprender mejor la historia de nuestras Mondas.
ÉPOCA ROMANA

Durante el siglo III d.C., se construyó en la Caesarobriga romana un pequeño templo dedicado a la Diosa Ceres. En el mes de abril se daba lugar una celebración muy particular, la comarca se reunía y acudía en cortejo al templo para hacer sus ofrendas y pedir que protegiera el campo y a sus animales. Las mujeres con vestidos blancos llevaban cestas llenas de tortas y pastelillos adornadas también con flores y frutos. El pueblo en estos días recibía comida, y diversos festejos alegraban sus calles. Todo el mundo se reunía allí para celebrar esta fiesta que hoy conocemos como “Las Mondas”.
ÉPOCA VISIGODA

En el año 602, el Rey Liuva II en agradecimiento a la ayuda que le prestó Talavera contra la sublevación de los arrianos, regaló una pequeña imagen de la Virgen del Prado. Se empezó así la construcción de un templo, la Ermita, en el lugar donde se hacía la ofrenda a la Diosa Ceres. Fue entonces cuando la fiesta fue cristianizada. Ganaderos y agricultores celebraron este momento tan feliz para Talavera y la Virgen se convirtió en un símbolo para todos. El pueblo sigue pidiendo con gran devoción la protección de los campos y el ganado desde entonces.
AÑOS DE SILENCIO

Hubo un periodo en el que resulta complicado obtener datos que hagan referencia a las Mondas. Analicemos el intervalo de tiempo comprendido entre los siglos VII al XVI, que pasó por la época islámica, hasta uno de los periodos más tristes que vivió nuestra ciudad, con la aparición de la peste en el siglo XVI. Todo ello fue el preámbulo de una nueva etapa que estaba por comenzar para esta gran fiesta.
ESPLENDOR

En el año 1515, los talaveranos dejan por escrito cuándo y cómo se va a celebrar la fiesta de Las Mondas. Antiguamente comenzaban el Domingo de Resurrección pidiendo para el leño florido, leña cuyo fin no era el ser quemada, servía para cocinar la carne y para ser distribuida entre la gente pobre y los hospitales. Todas las iglesias parroquiales debían de llevar una Monda de cera, “lo más linda y bien hecha que cada uno pueda”. El domingo era la fiesta grande. Por la mañana, en la misa, se bendecían panecillos. Y por la tarde, los hombres bailaban, tocaban los tambores, montaban a caballo… Las mujeres salían a la calle vestidas de blanco, cantando, bailando y tocando el pandero. Protagonista de esta etapa fue Don Fernando de Rojas, alcalde nuestra ciudad entre 1507-1508, quien dejó poso y huella en todos estos acontecimientos.
LA REAL FÁBRICA DE SEDAS

La vida en Talavera cambia, de ciudad agrícola, ganadera y alfarera pasa a ser también industrial al fundarse la Real fábrica de seda. Representante de esta etapa es Don Juan de Rulière, que fue director de la misma.
EL CARRITO DE MONDAS Y GAMONAL

Sin duda alguna hay que destacar la participación de unos carneros en estas fiestas, estos forman parte del carrito de Mondas de la localidad vecina de Gamonal, que a día de hoy participa muy activamente en todos los actos de esta festividad.
LAS MONDAS HOY

Nuestra fiesta más significativa y con gran arraigo, que va cogiendo más y más fuerza a medida que pasan los años. Los pueblos de las antiguas tierras de Talavera se congregan y participan de sus festejos, trayendo su Monda como ofrenda a la Virgen del Prado, disfrutando también de los festejos taurinos y en las comidas de hermandad. Talavera ha mantenido la tradición y la historia de estas fiestas, pero a su vez a sabido revitalizarla, haciendo que la juventud se implique con su Modilla, en la que participan numerosos centros educativos de la ciudad, recreando el cortejo del día grande de Mondas.

Gracias a todo esto las Mondas fueron declaradas fiesta de Interés Turístico Nacional el 28 de diciembre de 2009.