Talavera de la Reina

El Gobierno municipal llama al optimismo para que Talavera recupere la senda de la prosperidad en el marco de la Misa de la Hermandad de la Virgen del Prado

El Gobierno municipal llama al optimismo para que Talavera recupere la senda de la prosperidad en el marco de la Misa de la Hermandad de la Virgen del Prado

12 September 2021
En el cierre de los actos litúrgicos de la festividad de la Virgen del Prado
Gabinete alcaldía



Talavera de la Reina, 12 de septiembre de 2021.- La teniente de alcaldesa y concejala de Ciudad e Imagen Sostenible de Ciudad, Montserrat Muro, ha apelado a la responsabilidad para continuar batallando contra la pandemia y ha llamado al optimismo para que Talavera pueda recuperar la senda de la prosperidad y la normalidad el año que viene.

Muro ha asistido esta mañana, en la Basílica, a la Misa de Solemnidad de la Virgen del Prado, con la que la Hermandad de la Virgen cierra los actos litúrgicos de su festividad, donde ha asegurado que hay que seguir manteniendo la devoción por la Virgen que traerá “salud para los talaveranos y las talaveranas y prosperidad para la ciudad”.

Así lo ha manifestado la teniente de alcalde durante la Misa presidida por el Arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, en la que ha estado acompañada por el presidente de la Hermandad de la Virgen del Prado, Francisco Blázquez, y parte de la junta directiva que ha sido la encargada de coordinar los actos religiosos de la festividad de la Virgen del Prado, junto al vicario episcopal y rector de la Basílica Nuestra Señora del Prado, Felipe García. También han asistido las concejalas y concejales del equipo de Gobierno, Nuria Sánchez, Paloma Sánchez y Roberto Gallegos, y la diputada regional, Diana López, así como otros miembros de la Corporación municipal junto al resto de autoridades y representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Al igual que durante del pasado 8 de septiembre, día de la festividad de la Virgen del Prado, se han respetado las medidas de seguridad sanitaria cumpliendo un aforo en la Basílica, manteniendo la distancia social y el uso obligatorio de mascarilla a todos los asistentes al templo eclesiástico.